Luz pulsada

La luz pulsada es una luz no coherente tipo bombilla, que utilizan lámparas de destellos y filtros de paso de banda para emitir luz pulsada de alta intensidad, es el principio de la conocida como fotodepilación, o fotorrejuvenecimiento. El principio básico de los dispositivos IPL es un daño térmico selectivo del objetivo, es una tecnología menos complicada que un láser. La combinación de longitudes de onda, fluencias, duraciones de pulso e intervalos de pulso prescritas facilita el tratamiento de un amplio espectro de problemas de la piel atacando a diferentes profundidades en la piel. Las ondas de luz golpean la piel y la calientan para obtener el efecto deseado. Antes de realizar el tratamiento podrías necesitar, según tu fototipo de piel, una prueba de disparo. 

¿Con qué problemas me puede ayudar?

Es una fuente de luz no láser que se usa para tratar una variedad de lesiones vasculares y pigmentadas, daño solar, acné activo y cabello no deseado. Activa la producción de colágeno por lo que actúa sobre el envejecimiento de la piel y mejora su aspecto.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

Dependiendo del problemas a tratar y el resultado deseado el número de sesiones variará entre 3-6.

¿Cuánto tiempo me van a durar los resultados?

Los efectos conseguidos al realizar una sesión de IPL pueden ser permanentes, en ocasiones no previene la aparición de nuevas formaciones o características previas, en un año o dos podría ser necesario repetir el tratamiento. 

¿Cómo será el tratamiento?

  • En consulta analizamos tu piel y las opciones de tratamiento.
  • Durante dos semanas antes del tratamiento deberías evitar la exposición directa al sol, máquinas de autobronceado, peelings químicos, cremas a base de retinol, ac. glicólico, o cualquier producto que haga más sensible tu piel.
  • Se limpiará tu piel para evitar cualquier residuo pudiera interferir con la acción de la luz.
  • El tratamiento no requiere anestesia por lo que dependiendo de tu sensibilidad podemos aplicar frío local o alguna otra medida que tu médico considere para disminuir cualquier sensación de disconfort. 
  • Te aplicaremos gafas especiales protectoras y colocaremos gel frío sobre la zona de tratamiento. 
  • A continuación se te aproximará el cabezal del aparato y cuando la luz haga contacto con tu piel sentirás como un ligero pinchazo que no debe ser doloroso; poco a poco subiremos la intensidad siempre valorando tu comodidad. 
  • Una vez que recorramos toda la zona de tu tratamiento pondremos una capa de gel calmante y después crema regenerante con protección solar.
  • Se te recomendarán algunos cuidados post tratamiento.
  • Listo! puedes seguir con tu día. 

¿Qué efectos secundarios puedo tener?

La luz pulsada es un tratamiento seguro con pocos efectos secundarios, aún así  después del tratamiento puede quedar la zona enrojecida, las manchas un poco más oscuras, incluso sentir un poco de disconfort en el área. Todos esos efectos son transitorios. Puede parecer, sensación de escozor, prurito, eritema y edema. Los efectos secundarios menos deseados serían las quemaduras siendo el origen de secuelas permanentes, la hiperpigmentación (que se oscurezca el área tratada, no está aconsejado para fototipos altos, pieles oscuras) puede presentar hipopigmentación (decoloración del área a tratar) Por lo que debemos de testear una zona de la piel previo al tratamiento. 

¿Tengo otras alternativas?

Dependerá de la afección a tratar, entre las opciones de tratamientos tienes láser, microdermoabrasión, peelings y formulación específica.

¿Necesitas más información?

Si tienes dudas, si buscas consejo, si quieres más, nos has encontrado, estás en el sitio indicado.